Time out

irene1

Hace tiempo me viene rondando en la cabeza una cosa loca, algo inaudito, algo que no muchos se atreverían a hacer: Un time out del celular y las redes sociales para pasar más tiempo de calidad con mi familia y amigos.

Mi esposo, quien ha pasado del enojo a la aceptación de mi vicio, me ha dado una probadita de lo que han sido estos tres años y cacho de estar en Twitter, Facebook, Instagram, BBchat y Whatsapp (WA). Ahora él es quien por las noches no se despega de su celular, baja libros, checa correos y envía mensajes por WA.

El otro día mi hija entró a nuestro cuarto y nos vio a los dos con celular en mano y preguntó: “¿Se están mandando mensajes?”. Obvio, solté la carcajada.

Poco a poco lo voy aplicando, desde hace tiempo ya guardo el celular en la bolsa cuando vamos a comer. Inténtenlo, se van a dar cuenta qué difícil es controlar la necesidad de checar el celular, pero es maravilloso volver a tener la atención al 100% en las personas que te importan: familia, amigos, esposo, hijos.

He decidido tener un time out de celular y redes sociales para disfrutar más a mis hijos. Soy mamá de tiempo completo pero con el celular permanentemente a mi lado, y me di cuenta de que me desconectaba totalmente de ellos. Me llegó a pasar que escuchaba una voz que gritaba a lo lejos pero, metida en mi celular, no distinguía qué era, era mi hijo mayor gritando a medio metro: “mamá, mamaaaaaá” (me sentí fatal)  Hacía mucho que no me sentaba una hora completa a jugar Monopoly, a leerles un libro de corrido o a cepillar los Little Pony.

Ahora el celular se ha convertido en la cámara portátil, por eso lo sigo cargando, para capturar esos momento que pasan cual estrella fugaz y quisiera recordar por siempre.

Y entonces, mientras ellos están en la escuela, jugando con sus amigos o viendo su programa favorito, corro y aprovecho para ver el chat, checar novedades en Twitter o Facebook, y contestar menciones.

Todo en esta vida necesita balance y un time out del celular diario para disfrutar a los peques y esposo es muy necesario.

#mommytip
la foto

No Comments Yet
  1. Más que de acuerdo contigo. Hace ya algunos meses, Bam Bam me hizo darme cuenta que vivía en mi celular, ya sea por whatsapp o por las redes. Un día, enojado porque me quería enseñar algo, se paró frente a mí, me arrebató el celular y me dijo “mamá, ya”. Me quedé con la boca abierta. Tenía toda la razón. Desde entonces procuro dejar el celular a un lado por las tardes, al menos que él esté ocupado en otra cosa, le echo un ojo a ver si no hay nada importante o llamadas de la oficina… pero ese time out es más que necesario. Me encantó tu post!!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.