La vacación exitosa…según mi mamá

julieta3

Dicen que las mamás siempre tienen la razón. Creo que lo decimos nosotras mismas. Desde que soy mamá, acepto que mi mamá tuvo la razón muchas veces. (sorry, ma). También creo que muchas veces, definitivamente no la tenía. (sorry, ma).

Mi mamá es perfeccionista y obsesiva de la limpieza. Por ese motivo, crecimos con unas ideas bastante extrañas sobre varias cosas. Algunas las adopté como mías, otras las he dejado ir poco a poco y con mucho trabajo.

Aquí les va una recopilación de las cosas que mi mamá creía que eran importantes cuando nos íbamos de vacaciones:

1.- En la alberca, el éxito está en mantener el mayor número posible de toallas secas. Sales de la alberca, te secas, la pones al sol y nadie la puede volver a usar hasta que no esté completamente seca. En caso extremo, hay que ir a cambiarla al quiosco de toallas.

2.- Siempre encontrar el camastro con más sombra o en su defecto, pedir seis sombrillas.

3.- NO ir a la playa. (Porque la arena ensucia, obvio). En caso de ser estrictamente necesario, ir pero no tocar la arena más que con los pies. No mojarse porque entonces se pega la arena y ya no se quita. Antes de ir a la alberca o ponerse las chanclas, sacudir efusivamente el exceso de arena.

4.- Salir a comer “un taquito” fuera del hotel. Los restaurantes de los hoteles, por lo general son caros y malos.

5.- Contrabandear un refresco o una bolsa de papas o cacahuates a la alberca. (También para gastar menos).

6.- En el cuarto, aplica la misma regla de las toallas de la alberca, mantener todas secas en todo momento.

7.- Que hagan la limpieza del cuarto lo más temprano que se pueda. De preferencia a las 9 de la mañana, aunque implique apurarse y salir corriendo del cuarto.

8.- ¡No tocar absolutamente nada! Todo está sucio. Ésta aplica también para la vida diaria.

9.- Bajo ninguna circunstancia andar descalzo. El piso es lo más sucio de todo.

10.- Prohibído bañarse en tina. Es lo único más sucio que el piso.

11.- Si el check out es a las 12, hay que tener las maletas listas y en el lobby a las 11, sharp.

Me he ido recuperando, ahora ya puedo andar descalza y hace poco me acabo de sentar en la arena a jugar con mis hijos toda la tarde. Y justo como me imaginaba, no pasó nada.

Bendita generación de cuestionarnos todo y alegar porque ahora ya podemos decir que las mamás no siempre tenemos la razón.

No Comments Yet
  1. Me identifiqué con “todo está sucio siempre” jajajaja aunque yo sí ando descalza en mi casa y mis hijos también! Jajaja. Besos!

  2. Todo esta sucio es un básico en la vida.
    Mis papas siempre nos llevaban a comer fuera del hotel y siempre quería hacer aunque fuera una comida en el hotel, todo se veía siempre tan lindo… Ahora, con mi marido es desayuno, comida y cena en el hotel y me gustaría tanto ir a comer fuera…

    Me encantan tus posts!

  3. Jajajaja, completamente cierto, cuando las mamás se ponen pikis sin adorables. Los hombres les damos más el avión, pero eso no quita que sus instrucciones son fenomenales. Ya cuando la suciedad del piso y de la tina es superada por la zorrita sucia que quiere pervertir a mi niño, bueeee… ya estamos hablando de un cambio de época.

  4. Jajajaja bueno, la mía era obsesiva con tirar cosas :D.. en fin tienes razón, lo importante es tomar lo que nos sirve y lo demás adaptarlo a nuestra circunstancia, además con el tiempo uno entiende que un poco de mugre y desorden no le hacen daño a nadie y puedes tener momentos increíbles de disfrute y felicidad.

    Un beso Jules 🙂

  5. jajaja hay cosas que uno arrastra. uno de los issues de mi mamá eran los niños sucios y despeinados (no es que no nos dejara jugar, pero en cuanto nos veíamos poquito sucias había que someterse a una “shineadita”). Yo también lo odio. Es de esas cosas absurdas que me ponen mal, veo un niño/niña despeinado y quiero correr con agua, peine y gel a aplacarle los pelos jajaja mi pobre bebé pasa por varios cambios de ropa durante el día. Como dice mi mamá: Como te ves, me vi, como me ves, te verás!!

    Saludos!

    1. Jajajaja así es. A mí no me dejaban jugar! Imaginate la escena de un día lloviendo, todos los niños afuera jugando y mis hermanos y yo sentados en la sala y obvio, bien peinaditos!
      Gracias por leer! Besos

  6. Estas de lo más chistosa, y mi mamá también era un poco así Hitleriana en sus reglas, por algo le decíamos “Mommy dearest” como en la película de Anne Crawford (ya lo platicare en algún post), jajajajajaja.. me encantan tus entradas, son de lo más divertidas, positivas y siempre siento que te estoy escuchando.. Thumbs up! Besos!

  7. Jajajajaj mi mamá también es del clan de la tuya, Jul! También veía y sigue viendo todo sucio y odia la playa y arena, además de las albercas jajaja eso si, jamás la veras con zapatos dentro de la casa, ama andar descalza igual que nosotros. 😉

  8. Jajaja! parece que a Alfonso y a mí nos educó la Minos con eso de la limpieza y creo que mis hijas opinarán lo mismo que tu y varios de los comentarios, a mi no me educaron así, sino todo lo contrario, mi mamá la mas relajada y mis hijas no pueden jugar en la lluvia, tocar nada, jajaja pobres!! pero no te pasó nada Juli!!!
    Besos a ti a tu mamá!

  9. Jajajajajaa y yo me quejaba de la mía jajaajaja yo creo que tu madre se daría un tiro si hubiera tenido una hija como yo.

    Saludos me encantó tu post

    Norma Piña

  10. Todas las madres tienen sus issues personales. La mía no era tan perfeccionista (su imperfección era perfecta). Salvo los típicos cuidados tipo “no puedes nadar hasta dentro de una hora”, por lo demás resultó de lo más relajada…
    Gracias por compartir!

  11. Jajajaj Dios! me entró agobio pensar la cantidad de cosas sucias (me dio miedo tocar mi teclado, jaja ) Me encantó Jules. 😀

  12. ¡Jaaaaaajajajajaja ay no bueno! Yo soy de esas y me lo dijeron apenas este fin de semana que fuimos a la playa.
    Ahora diré que soy así por culpa de mi madre jijiji no cierto

    ¡Me encantó tu post!

  13. Jajajaja, no recuerdo que mi mamá tuviera reglas tan específicas, pero vaya que eso de “todo esta sucio” si era una constante, hasta el momento procuro nunca ir a los baños públicos…. Creo que estoy traumada… O.o

  14. ¡Qué recio, que jwerte!
    Lo bueno es que lo hitleriano se va diluyendo… (creo.pienso.espero).
    Me gusta leerte.
    Saludos – desde una casa tan limpia (de monjas) que la regla de los tres segundos podría ampliarse a 25 siiiiiin problemas.

  15. jajaja, es cierto! Tambien me tocaron varias. Hasta la fecha me siento mal cuando ando descalza por aquello de que me voy a enfermar. No aplica en vacaciones pero necesito lavarme las manos despues de tocar dinero como si fuera lo mas cochimo del mundo y siempre aplicabamos el numero 11.
    Lindo post!

Leave a Reply

Your email address will not be published.