Del tingo al tango

julieta3

Una mudanza es un asunto de mucha paciencia. Se los digo por experiencia, después de 30 que llevo.

Se necesita paciencia, orden y destreza para algo que resulta agotador y tedioso. ¿Guardar toda una casa para llegar a ponerla exactamente igual en otro lado? ¡Qué horror! Pero se le va agarrando el gusto y la práctica.

¿Cuánto tiempo te tardas empacando? Es una pregunta que hizo @mariina y que le agradezco porque me dio la idea de este post. La respuesta es: no hay un tiempo determinado. Depende de con cuánta anticipación sabes que te vas a cambiar. Puedes tener un mes y hacerlo con toda la calma del mundo, o igual necesitas cambiarte de un día para otro. (Se los juro, nos pasó.)

Lo mismo para poner todo en su lugar, te puedes tardar un día, como mi mamá, que el día de la mudanza tiene todo puesto: flores en el florero y hasta comida preparada en el refri; o te puedes tardar meses con cajas en la sala y en las recámaras porque nomás no les encuentras lugar o no tienes tiempo ni ganas para acomodar cosas.

En las mudanzas hay que ser práctico. Hay que pensar muy bien que sí y que no te vas a llevar a la siguiente casa. Si eres sentimental, como mi papá o como yo, es un rollo porque te puedes quedar horas leyendo las cartas que tenías guardadas, viendo los boletos de los conciertos a los que fuiste, revisando un cajón lleno de tuercas, botones, plumas y desarmadores, sin querer tirar nada.

Si eres práctica como mi mamá, la cosa es de volada, porque casi no tiene nada que guardar, todo ya está en la basura desde hace mucho. Cuando llegábamos con una obra maestra de la escuela, mi mamá la veía, decía que estaba preciosa y cuando nos volteábamos, la tiraba a la basura pensando que para qué la guardaba. De todas formas, seguro pronto nos íbamos a cambiar de casa y ahí la tiraría. Ahora la entiendo.

Tips rápidos para una mudanza organizada y que los pelos se paren de punta lo menos que se pueda:

    Conseguir cajas de cartón. Por lo general en el súper las regalan.

    Conseguir periódico y plástico de burbuja para las cosas más frágiles.

    Empezar por guardar cosas que no se usan en el día a día, como adornos, libros, la vajilla de la abuelita, etcétera.

    Marcar las cajas con el nombre de la recámara que se está empacando y numerarlas.

    Tirar, regalar o vender todo lo que se pueda para no ir cargando con mugres que no sirven o ya no se van a usar.

    Programar la mudanza en fin de semana, lo más temprano que se pueda porque siempre llegan tarde.

    Una tarde antes o en la mañana temprano, preparar tortas o algo fácil para comer al medio día. Prepárenle unas a los de la mudanza, no sean gachos.

    No traten de tener todo puesto el mismo día, eso es deporte extremo sólo apto para expertos. Mejor, llévensela con calma y poco a poco encuéntrenle lugar a las cosas.

Y lo más importante, PACIENCIA, PACIENCIA, PACIENCIA que esto también va a pasar.

No Comments Yet
  1. Es lo mejor hacerlo con calma. A mi me ha funcionado muy bien que vea un programa. Desayuna perfecto, se viste con calma y sabe que termina do su caricatura “pum, nos vamos a la escuela” (así dice él).

    Saludos!!

  2. Amiga,
    Soy un poco como tu mamá, así práctica sin mucho sentimentalismo jaja
    Pero al igual que tu planeo y etiqueto cada caja
    Mi récord fue en 15 días empacar todo para la mudanza a Huatulco y al 3er día de estar acá ya teníamos el departamento tal cual estaba en el Df
    Aunque sí fue muy cansado, como bien dices le vas agarrando experiencia entre más mudanzas hagas
    Un gusto leerte
    Te quiero
    Besos

  3. Doctora en Mudanzología: en mi vida misionera me he mudado varias veces. Tengo una afición especial por los libros – que pesan mucho. Me cuesta descartar libros que no he leído – aunque fácilmente me deshago de los otros. Los últimos seis años que viví en Guatemala venía a México siempre con una maleta vacía, y me la llevaba llena de libros. Me costó salir de la selva, hace dos años – pero lo logré, con paciencia, ayudantes empacadores y la pick-up. Pero hace tres meses salí de Guatemala para México – solo con lo que pude cargar (y con lo que no paga extra en el equipaje).
    No cabe duda que vivir ligero de equipaje es mucho más saludable. Y todo parece indicar que también yo estoy sacando el doctorado. Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.