Coincidir en el tiempo

monicaB

Por Mónica Arancibia*

Acabábamos de cumplir 35 y ella dijo: “Nos faltan 15 para la menopausia…”
Entré en trompo, mil cosas llegaron a mi cabeza: “Dios, no lo había pensado, seré abuela y ni posibilidades de hijos…por ahora.”
”Calores, arrugas, metabolismo lento, perderé mi sex appeal, seré una señorona, no podré usar minifalda, tendré arrugas, me jubilaré, panza…”

La verdad quedé devastada.
Pasaron los años y llegué a los 40; en sus marcas, listos ¡MENOPAUSIA! Pero no, no señorita, así no es la cosa. Ella se toma su tiempo y es diferente en cada mujer; tengo amigas que a los 40 dejaron de reglar, unas pararon a los 45 pero era falsa alarma, otras pararon y resulta que estaban embarazadas, esa es la más graciosa de todas las menopausias: el embarazo.


Luego estoy yo, que acabo de cumplir 48 y tengo calores, pero de menopausia nada (los calores traen cada cosa graciosa, como abanicarte en plena ola de frío o quedarte bajo la lluvia cuando todos corren)
Hijos, no tuve, por lo tanto, todas mis amigas serán abuelas menos yo (Yeiii, dice mi diosa vanidosa) 


El miedo a esa etapa de la vida viene de ver a nuestras madres, tías, primas, amigas de nuestras madres, que a los 50 parecían la típica abuelita y eso no nos gustaba nada.
Pertenecemos a otra generación, llenas de recursos y avances médicos, ejercicios, alimentación sana y natural; si quieres, también hay botox o lipos, tintes, moda, depilaciones, etcétera, etcétera. Tú escoges.

Yo elegí cambiar mi estilo de alimentación por uno mas sano, cardio y pesas, además pinto mi larga cabellera con henna vino tinto (ahora soy la mujer de fuego). En realidad, miro y me gusta lo que veo.

Cuando cumpla 50 y ya no regle más, me iré al Caribe con mis abdominales marcados, mi tanguita pequeñita, mi cabellera de fuego y un guapísimo galán, ¿de qué edad? No sé. Total, si los 40 son los nuevos 20, los 50 son los nuevos 30.
Ya les contaré 😉

* Mónica Arancibia. Nací en Lima un primero de diciembre en la madrugada para alegría de mis padres, abuelo, tíos y primos. La más feliz fue mi madre que estuvo ahí pujando 24 horas hasta que por fin…llegó la cesárea.

Pedagoga de profesión, diseñadora de joyas, por vocación. Amo la plata, las piedras preciosas, las formas y enloquezco con los colores. Hija de Abraham y Gladys, hermana de Rafael y Lorena. Madre de corazón y tía de Sebas, extraño a Michélle, Giannina y Rafael. Tengo una ENORME familia latina.

Nací para ser madre pero como Dios no me dio hijos… el de la cola larga me dio sobrinos. Amiga de mis entrañables amigos. Fantasiosa, creativa, vanidosa, fitness, lectora, amorosa, ingeniosa, emprendedora, trabajadora, ama de casa, río mucho y lloro de cuando en vez, enamorada del amor, creo en Dios y soy medio psíquica … En una frase: “Antes muerta que sencilla”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.