Fuera de servicio

mariela2

¿Mujer maravilla? Este inicio de año me ha hecho sentir absolutamente alejada a este término, de superhéroa nada. A ver, no me tiro al drama (aunque en este momento estoy a punto de aventar todo y sentarme a llorar), bueno sí me tiro al drama un poco…

Este año se arrancó como alma que lleva el diablo y ni siquiera me avisó; después de varios días en Vallarta para despedir 2013, el regreso al vida real fue un madrazo. De verdad no he logrado agarrar el paso: cada día surge algo, en la chamba, en la casa. Llevo un mes siendo una bruja con María, que es la que menos se lo merece. La traigo apurada todo el día porque siento que no me da tiempo de nada.

Hace rato le decía a Ju que no me gusta la edición 2014 de Mariela. Hay que hacer algo al respecto. Porque además tengo el espantoso defecto de que me gusta hacer las cosas bien, por no decir que estoy obsesionada con ser “doña perfecta” y cuando algo sale mal mi frustración se eleva al mil por ciento.

¿Será que las superhéroas también se cansan? En los programas de mi infancia (nunca fui de cómics) jamás vi a Linda Carter sentada en un rincón desesperada porque no le alcanzaba el tiempo ni la vida.

¿Qué qué hago? (Nota de la editora: Aquí venían cuatro párrafos enumerando, casi hora a hora, lo que Mariela hace cada día. Les ahorré la pesadilla de leerlo ;), es la ventaja de que la autora y la editora sean la mesma persona) Si alguien quiere marearse con el horario de esta persona, solicitarlo por correo…OK, es broma.

No sé si este 2014 venga con ganas de retarme al punto de explotar. De verdad espero poder con el paquetito. Vienen proyectos muy padres, pero rudos en la chamba; mi reto de ser una buena mamá es constante y cada día se pone más intenso conforme ella va creciendo, hay que ir moldeando un poco menos y acompañando cada vez más, sembrando bases bien fuertes (y de preferencia bien elegidas). Para esto, también tengo que seguir trabajando conmigo, viviendo más serenamente, exigiéndome un poco menos pero cumpliendo con los objetivos planteados.

No hay cómo bajarse del barco ¿los superhéroes pueden renunciar? Esta mujer maravilla, definitivamente no. Así que no queda más que acelerar el paso, si es necesario poner en marcha algún motorcito autopropulsor, al más puro estilo del Coyote (marca ACME) y ¡a darle!

Antes de que se me olvide, casi como propósito de año nuevo (y de vida): pedir ayuda. Ya será tema de otro post, pero, ¡ah! cómo me cuesta trabajo pedir auxilio, como si eso me hiciera menos heroína. En fin, se aceptan manos que apoyen y palabras del estilo: “No te preocupes”.

No Comments Yet
  1. Uff ya se, yo ando igual, como que todo se salió de control y la mente no deja de girar preguntandome si estoy haciendo bien las cosas… Pero animooo!! Si se puede!!! Besos

  2. Te voy a decir lo que sé que quiero que sea una de las cosas más importantes que quiero enseñarle a mi hijo: Todo pasa, y no pasa nada! Es una mala racha que, igual que los buenos momentos, va a pasar.
    Trata de ir fluyendo, y deja que lo que se tiene que acomodar solito lo haga y tú abraza mucho a tu niñita sin agobiarte de más.

    Te mando un abrazo!!

    1. Muchas gracias por tus palabras, tienes razón. En momentos de crisis es difícil fluir, pero hay que estar siempre atentos al aquí y al ahora…chambota.

      Un abrazo.

  3. Animo, te entiendo. Todo son etapas. Y Maria va creciendo y van cambiando las cosas. Ojala que hubiera un sistema operativo diferente para cada etapa. Besos. La prisa con la que vivimos no ayuda. Preguntale a mis niñas. ” no comas tan rapido y apurate que ya nos vamos”

  4. No es el momento de ponerte fuera de servicio, lo que necesitas es priorizar tus actividades y delegar lo que se pueda, aunque yo se que con perfeccionistas como tu, todo lo quieres hacer por que no confías en los resultados de los demás, también necesitas tomarte unas pastillas de “vale madrina” y ponerte más crema para que todo se te resbale, en pocas palabras hacer más concha, ojalá te ayude en algo, besos.

  5. yo si estoy calificada para decir lo maravilla que eres ;María ( mi mejor amiga) es una niña feliz, inteligente, disciplinada, con hábitos bien asimilados. a pesar de ser la super consentida de todos, es educada, no berrinchuda, alegre, creativa, simpática y te adora. La mamá que logra esto prácticamente sola es, te guste o no es una mujer maravilla y si además es una profesionista exitosa y comprometida, pues para que te cuento. OJO LAS MUJERES MARAVILLA SE CANSAN A VECES, de no ser así serían santas (que no existen) o robóticas o marcianas (que tampoco existen), como dijo Susy solo son etapas.
    ¡
    Todo va bien, todo va muy bien!, así me sacaste de la angustia varias veces, ahora me toca decírtelo a ti y recordarte que aquí estoy SIEMPRE para apoyarte, no te agobies relájate un poco y no te preocupes, no sirve de nada, la verdad es que eres una chingona, te admiro mucho y te quiero más

Leave a Reply

Your email address will not be published.