No se vale prohibir

ana1

Estoy terminando de leer un libro que se llama ¿Por qué a mí? Aunque me lo recomendaron por varias cosas que me pasaron en el último año, encontré en él otras preguntas que hacerme, una de ellas fue: ¿por qué elegí la familia en la que nací ? ¿Y la familia que formé? Aún no sé las respuestas explícitas pero claro que encuentro varias cosas que me hacen pensar más allá.

Si hablamos de crear una tradición familiar, para mí es más importante estar siempre, y no estar a fuerza o estar en determinados momentos por tener sólo que cumplir; hay veces que la tradición se transforma en obligación, en imposición, y pierde su encanto.

Recuerdo un día que una señora vidente me dijo: “Eres un alma vieja, Lorenzo y Jerónimo son almas nuevas, por una razón muy fuerte tu eres su mamá; Jerónimo vino a complementar a Lorenzo en esta vida y se van a ayudar”. Si ella se refería a que yo los guiaría en esta vida, es lo que trato de hacer diario, pero su enseñanza en mí es mayor y esto apenas empieza…

Me esfuerzo diario para que ellos tengan la mejor experiencia en su paso por este mundo; sí hay algo que mis papás me han dejado es ser, ser yo, decidir si quiero o no estar, si hago o no determinadas cosas; de hecho, lo siguen haciendo. Si algún día me dijeron un rotundo NO, posiblemente no fue en más de tres ocasiones y tuvieron sus razones para hacerlo, yo lo sabía. Fuera de eso, decidí yo; eso trato de hacer con mis hijos, no pienso prohibir, exigir, ser determinante ni autoritaria. Prefiero estar a su lado y no caminar adelante ni atrás de ellos, pues ni quiero que me sigan ni pienso ir tras ellos por la vida.

Y queda claro que si no les prohíbo a mis hijos, y mis padres no lo hicieron conmigo, no lo haré con nadie más. A esta vida llegamos a buscar nuestro camino, cada quien a su ritmo y a su manera. Aquí encontraremos con quien aliarnos, quien nos servirá de guía, quien será complemento; así también, quien será un obstáculo, que resultará en una experiencia, porque al final, todo en esta vida es por algo.

No Comments Yet
  1. Hermoso tu texto, y si de eso se trata mi vida de tratar de caminar junto a mis hijos y junto a mi esposo, gracias me inspiras ;D

Leave a Reply

Your email address will not be published.