¿La infidelidad existe?

olsibuena2

¿Quién no dijo alguna vez que si le eran infiel en ese momento su pareja se iba a la chingada y sin escalas? ¿o que él mismo jamás iba a ser infiel porque eso era la peor traición? Ese es un claro ejemplo para nunca decir nunca… La utopía que pregonábamos cuando éramos unos jóvenes inocentes y soñadores, ahora, al pasar el tiempo, se derrumba como un castillo de naipes.

Yo, por lo que he visto a mi alrededor, #mehancontado #yonuncalohevivido 😉 creo que esa idea de que la infidelidad es el diablo ya no aplica; no sé si es por la edad, la época, las circunstancias o qué, pero es la realidad. Pongo a la mesa las siguientes consideraciones:

1.- A estas alturas del partido, se me hace muy natural que si la pareja lleva años de casada, con varios hijos y se ha caído en cierta monotonía –ojo, no quiero decir que ya no haya amor, pero la pasión y el enamoramiento se acaba al igual que la ilusión y la emoción–, pueda llegar otra persona que despierte #esenoséquéquequéséyo y dé una nueva ilusión a su vida.

2.- Cuando se lleva una vida en el mundo Godínez, en las cuatro paredes de una oficina, conviviendo diariamente jornadas de más de ocho horas, construyendo una relación cada día en la que se ven tanto que ya platican de todo y se conocen más que cualquier otra persona, puede propiciar algún sentimiento o emoción que nadie se dio cuenta cuándo y cómo apareció… ahora sí que #plopplopyrecontraplop.

3.- En el mundo global y tecnologizado ya hay enamoramientos por Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y el último pujido de la vanguardia de Tinder que nos contaba Ana, porque resulta que muchas veces por estos medios hay mucho acercamiento, hasta más que uno real, cercano y cara a cara; se puede conversar y conocer a fondo a las personas porque a veces pueden expresarse mejor escribiendo que hablando. Esta infidelidad puede no ser física, pero sí “espiritual” #oooooohmmmmm.

La segunda parte de este tema, una vez que ha quedado claro que es muy natural que se dé una situación así y que alguien decida ser infiel convencido, esto no quiere decir que él o la susodicha decida dejar a su pareja actual con la que vive y tiene hijos, tampoco que no la siga amando, es sólo que puede querer a las dos personas al mismo tiempo o hacer una pausa en su relación. Es más, #dicen que después de vivir algo así hasta se agarra un segundo aire y se afianza la relación, #dicen. Claro que también una experiencia así puede resultar contraproducente o salirse del control que uno creía tener, porque pueden enamorarse profundamente y el buen rato que pensaban pasar se convierte en una situación muy dolorosa ya que no se puede vivir plenamente lo que quieren.

Por eso nunca hay que decir nunca, ni juzgar a la gente por lo que hace, porque no se saben las circunstancias que se tuvieron que pasar ni por qué se hicieron ciertas cosas y se tomaron esas decisiones.

Yo ya no veo mal la infidelidad ¿#LoDijeOLoPensé? #plop.

No Comments Yet
  1. Yo siempre digo #enmimente que todos deberíamos tener un amante… jaja!
    A veces, como dices, lo que necesitamos es un refresh 🙂

  2. Hola, Olsi!
    Creo que en tu tercer punto te referías a una infidelidad a nivel “emocional”, que no es lo mismo que “espiritual”… según yo. Y de ese tipo de infidelidad se da mucho con las redes sociales, sobre todo, del lado femenino – porque las mujeres tendemos a idealizar y fantasear, los hombres son más prácticos y ellos lo que quieren es conseguir “el acostón”, por lo que les dan vuelo a sus “crushes”. El ser humano por naturaleza no es monógamo, pero puede serlo, por decisión. Hay muchas maneras de “reavivar la llama” sin tener que llegar a la infidelidad… sigo investigando… 😉

    1. Ani, si es emocional, lo espiritual era para darle más caché! Ja ja ja. Creo que como dices por decisión uno puede ser fiel, así como por decisión se puede ser infiel. Gracias por tu comentario. Un beso!

  3. Creo que a muchas personas la infidelidad les duele mas por el que dirán los que se enteraron que te “pusieron los cuernos”, que por el hecho del engaño.

    La infidelidad se da de muchas maneras, hasta con uno mismo, cuando te fallas, cuando eres desleal contigo mismo.

    Coincido contigo que con el tiempo el concepto de infidelidad cambia…

  4. Un tema complicado, a mí parecer la pasion nunca se acaba, lo que ocurre es que muchos creen que es pasion y ni idea tiene de cómo se hace. Por otra parte la infidelida existe por que no se escoje a la persona adecuada, falta de compromiso y seriedad, el enamoramiento no llega por una entrega, es gradual y se da por la convivencia y la transparencia de uno mismo, por otro lado uno sabe cuando se encuentra en un punto vulnerable y es ahí, cuando uno debe retirarse o alejarse para no cometer esas faltas. Por ello antes de un compromiso real debera plantearse uno hacia donde se desea ir.

  5. Yo hace mucho que pienso que la fidelidad es una imposición social y que está sobrevalorada. No niego que todos quisiéramos que nuestra pareja sólo tuviera ojos para nosotras y viceversa… pero no es tan fácil. Yo era de las que decía que nunca lo haría, y que tampoco lo perdonaría. Hoy que estoy a punto de subir al cuarto piso, ya lo he hecho y también ya lo he perdonado. Creo que hay que entender que a veces tiene que ver con otros factores y que cada caso es digno de un análisis distinto. Pero coincido plenamente, no tenemos derecho a juzgar y mejor, cuando tengamos una relación, trabajemos en construir confianza y lealtad para que, si llega el momento del plop!, haya mucho más del lado de la balanza que se inclina hacia el seguir, que hacia el mandar todo lo valioso al demonio. Jejeje… bueno, eso pienso yo…

  6. Tremendo tema el que abordas!!! Podríamos hablar horas, entre lo que uno piensa en abstracto, siente, vive e imagina…
    Me gusta tu posición!!!!

  7. Al tema, tan complicado y complejo como muchos dicen (yo también digo), solamente puedo decir a tu escrito: Amén.

  8. Muchos son son fieles, no por abundancia de escrúpulos, sino por falta de oportunidedes; la infidelidad no ocurre cuando se consuma con un tercero, sino cuando se cominza a desear, aunque el tercero ni siquera exista.

  9. Muchos son son fieles, no por abundancia de escrúpulos, sino por falta de oportunidades; la infidelidad no ocurre cuando se consuma con un tercero, sino cuando se cominza a desear, aunque el tercero ni siquera exista.

Leave a Reply

Your email address will not be published.