Me trago mis nuncas

julietabuena-2

Como necia y contreras profesional, la palabra nunca está muy presente en mi vocabulario: “Yo nunca haría tal cosa”, “yo nunca diría eso”. Bueno, hasta he tenido pleitos familiares por cosas que yo juro que nunca hice y alguien más alega que sí.

Con el paso del tiempo me ido tragando mis nuncas poco a poco. La verdad es que me he dado cuenta de que muchas opiniones y decisiones se toman en el momento cuando estás viviendo las cosas, no antes. Nada es como te lo enseñan ni como te lo pintan. Cada quién va haciendo su propia versión de la vida, su propia historia y hasta que no estás ahí, no puedes decir si harás tal o cual cosa.

A partir de que soy mamá ¡me he tragado más nuncas que nunca! Me he cachado diciendo y haciendo cosas que juré no hacer jamás. Es muy común opinar sobre asuntos que aún no hemos vivido y cuando nos toca estar ahí, resulta que la solución era la que nos negábamos a aceptar.

Es frustrante, pero me deja muchas enseñanzas. No juzgar es una. Cada cabeza es un mundo y es muy difícil opinar si no estás en los zapatos del otro, lo cual no va a suceder, así que mejor calladitos nos vemos más bonitos. La segunda es, en lugar de decir nunca, empiezo a preguntarme ¿por qué no? Poco a poco me he ido dando oportunidad de hacer cosas que nunca pensé. ¿Y saben qué? Lo estoy disfrutando.

Sigo y seguiré diciendo muchos nuncas pero para nada es por llevarle la contraria a nadie en específico (como piensan mis compadres…Compadres, los quiero). Es porque me gusta tener la razón o por lo menos buscarle una buena a lo que decido. Porque me gusta averiguar las cosas por mí misma sin que nadie me cuente. Porque me gusta ser diferente y no dejarme llevar por nada ni nadie.

En fin, trabajaré en decir menos nuncas y más ¿por qué no? Espero seguir encontrándome con buenas experiencias; las no tan buenas quedarán de aprendizaje para, la próxima, considerar el “yo nunca…”

No Comments Yet
  1. Muy guapa amiga!!
    No te preocupes, nadie aprende en cabeza de otro pero… si digo “Nunca” es cuando la situación vuelve a pasar, ahí si, no dudo en aplicar lo aprendido y digo NUNCA… la voz de la experiencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.