Como es adentro es afuera

image

Los últimos años he vivido con dolor, dolor de espalda. Ya vi muchísimos doctores y especialistas que puedan estar relacionados, también medicina alternativa y cualquier cantidad de estudios pero no hay realmente un diagnóstico como tal, aunque sí muchas suposiciones; vivir con dolor no se puede aunque lo hago.

Una persona me dijo que tratara de ver qué me quería decir ese dolor, que las enfermedades y padecimientos tenían una raíz en nuestros sentimientos, voy a iniciar esa búsqueda y es que suena muy lógico: guardas un sentimiento y este trata de salir.

Pero mientras eso pasa, les comparto parte de la información que encontré sobre esto y que me suena a: “Dime que te duele, y te diré que sientes”.

Las emociones son fundamentales para el estado de salud, algunos estudios determinan que el sistema nervioso central y el sistema inmunológico se comunican, esto quiere decir que las emociones y el cuerpo no están separados sino muy interrelacionados.

Las creencias negativas producen emociones negativas, afectan la vulnerabilidad de la persona a contraer enfermedades ya que debilitan la eficacia de ciertas células inmunológicas; eso NO significa que todos aquellos que tengan estas emociones serán más vulnerables a una enfermedad.

Las creencias positivas producen emociones positivas, son beneficiosas a la hora de la recuperación de la enfermedad, la persona que tiene muchas esperanzas es más capaz de resistir en circunstancias penosas.

Las personas con buena salud emocional están conscientes de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Han aprendido maneras saludables para afrontar el estrés y los problemas que hacen parte de una vida normal. Se sienten bien consigo mismas y tienen relaciones sanas.

Sin embargo, muchas cosas pueden ocurrir en la vida que perturban la salud emocional y provocan sentimientos fuertes de tristeza, estrés o ansiedad.

Les dejo el directorio de los padecimientos

Y uno más www.psikologia.com/salud.htm

No Comments Yet
  1. La “buena salud emocional”… un concepto que quizá hasta nos suena extraño porque no se manifiesta como los dolores de espalda, como los moretones, como la fiebre, como las fracturas.

    Y que, sin embargo, es el inicio de todo bien o de todo mal.

  2. Hola: Tiene razón la persona que le recomienda preguntarle a su cuerpo que le está diciendo ese dolor en la espalda. El cerebro maneja los conflictos a través de los símbolos: En la espalda guardamos las cosas que no queremos que los demás vean. En la espalda guardamos el sentimiento de haber sido traicionados. Un cuchillo debajo de un omóplato representa la traición. Un dolor en la cerviz es una cruz que cargamos. Un dolor en la espalda baja quiere decir que no podemos ser la columna o el sostén. Dolor en las cervicales mi falta de comunicación y a la altura de las caderas mis conflictos de relación sexual. En fin hay manera de encontrar el vínculo del dolor con una emoción porque cada parte de nuestro cuerpo tiene un código emocional. Cuando encuentra la emoción y se hace conciencia el inconsciente descansa y ya no tiene que estar señalando el lugar del conflicto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.