Profesiones vemos, gustos no sabemos

julietabuena-2

Ser pediatra debe de ser una de las profesiones más fáciles para conocer mujeres. Yo sé que en cualquier profesión, cuando se busca algo se encuentra pero piénsenlo:

1. Como mamá, el pediatra te debe de caer muy bien, debe de haber química ya que le estás confiando la salud de tus hijos.

2. Lo ves muy seguido, y hablas con él todavía más. Esto por lo general cuando los niños son chiquitos y se enferman mucho.

Yo sé que la mayoría de los pediatras, y sobre todo los que están leyendo esto, son súper profesionales y para nada se identificarán con esta historia pero ya saben que hay de todo en esta vida y nunca sabes con quién te vas a topar.

Esta es la historia que oí justamente en el vestidor de mujeres en donde les digo que los chismes van y vienen al por mayor, y cada vez se pone mejor.

Resulta que una mujer buscando otra opción para su hija, acabó probando un pediatra nuevo que le recomendaron mucho. Le dio muy buen resultado y se lo recomendó a otra amiga. La segunda fue, lo probó y empezó a ver resultados. La cosa fue que entre las visitas frecuentes y las llamadas constantes, la plática se volvió más personal que de consulta.

Primero empezaron los mensajes para ver cómo seguía la niña, seguidos del clásico: “Te mando un beso”. Después le empezaron a subir el tono. A la mujer le emocionó que hubiera algo nuevo fuera de la rutina y del día a día. Que alguien más le dijera que estaba guapa y que le gustaba.

El pediatra le pidió a la mujer que no le contara a nadie lo que le decía porque conocía a mucha gente y alguien podría enterarse, obviamente él era casado. La mujer le empezó a contar detalles a la amiga que se lo recomendó. Le dijo que le mandaba mensajitos, que a ella le gustaba, se los regresaba y se estaba empezando a poner intenso.

Resulta que cuando se puso un poco más fuerte el asunto (los detalles no los sé pero me los imagino), la amiga le contó que con ella había sido exactamente la misma historia. OMG. Really? ¡Y lo más fuerte es que cuando empezó el coqueteo con la segunda, todavía buscaba a la primera!

¿De verdad le valió que fueran súper amigas y que al final se iban a contar todo? ¿De verdad estaba utilizando su profesión para conocer señoras?

Digo, no tiene nada de malo, ya somos adultos, las señoras también están ahí porque quieren y porque buscan algo, pero coquetear y querer con las dos amigas al mismo tiempo, eso sí no me lo esperaba.

Con un coraje inmenso, por más que me tardé horas alaciándome el pelo hasta que me quedó como de japonesa, me tuve que ir y ya no pude oír el final de la historia que parecía como novela de las 9.

¿A ustedes, qué final se les ocurriría?

No Comments Yet
  1. JAJAJAJA!! La verdad que poco ético…
    Imagino que, copiaron sus mensajes y los colgaron de internet con su nombre, entonces la mujer del pediatra lo abandonó (por un geriatra), perdió a todos sus clientes. Al final murió pobre y solo ;-).

  2. Sólo se me ocurre que lo sigan balconeando, porque hay varios así , se da mucho con psicólogos , aguas!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.