Estoy enamorada

image

Me declaro muy fan de mi especialidad, soy Anatomopatóloga, es decir, hice la especialidad en Anatomía Patológica y estoy sumamente enamorada de mi trabajo.

La patología como se le conoce en general, NO es el estudio de las patas como me han dicho muchos que fallidamente han querido hacerse los chistosos, es el estudio de las enfermedades, así de simple, así de vasto. La finalidad de nuestro trabajo es diagnosticar una determinada enfermedad con base en sus manifestaciones morfológicas en distintos órganos, tejidos y células.

A diferencia de muchas otras especialidades, y contrario a lo que nos enseñan en la escuela de medicina, nosotros los patólogos NO vemos enfermos, vemos enfermedades; casi no tenemos trato directo con los pacientes, nuestro contacto con ellos es a través de sus tejidos (biopsias, piezas quirúrgicas) y líquidos corporales usando nuestra mirada (diagnóstico macroscópico) y bajo el microscopio (diagnóstico microscópico). Como quién dice, lo nuestro es ver, analizar, integrar y diagnosticar. ¿Ven por qué me encanta esto?

En esta materia tenemos que saber de TODO, no nos vamos a una sola área médica: onco, reuma, nefro, cardio, inmuno, pediatría, gine, etcétera. Tenemos que conocer cada una de las enfermedades, cómo repercute nuestro diagnóstico en el individuo enfermo y su pronóstico. Por eso soy tan insistente y exigente en mi trabajo, porque sé que con el poder de mi firma le cambio la vida a una persona: o es cáncer o no lo es, así de tajante.

Les voy a poner un ejemplo para que quede más claro: supongamos que se realizan su exploración rutinaria de mama y se encuentran un nódulo, acuden con su médico, se realizan una mastografía/ultrasonido y se les realiza una biopsia, ese fragmento de tejido llega a nuestro laboratorio, se procesa por técnicos y el espécimen (laminilla) es analizado por nosotros bajo microscopio, para ponerle nombre y apellido a la enfermedad. Con el reporte en mano, el médico tratante ya puede tener una herramienta más para dirigir un tratamiento y dar un pronóstico.

Otra de las cosas que hacemos es diagnosticar las enfermedades posmórtem, a través del estudio de autopsia; al fallecer el paciente, realizamos el procedimiento para determinar, en caso de no conocerse la causa de muerte, la enfermedad de base que condicionó el desenlace. Muchos dirán ¿ya para qué? pero sí hay un porqué de gran importancia: muchas enfermedades pueden tener cierta disposición genética o ser de origen infectocontagioso, esto ya es razón suficiente para realizar el estudio.

A grandes rasgos, esta es mi chamba. Me siento sumamente agradecida y afortunada de poder trabajar en algo que me apasiona tanto, que disfruto mucho, y que además me reta a seguir estudiando para mejorar cada vez más.

Screen Shot 2014-07-09 at 10.40.56 PM

No Comments Yet
  1. Como siempre mi admiración amiga, porque eres además de una bella persona y madre, una profesional en tu trabajo y apasionada de su carrera. Soy un suertudo porque tengo algo aún mas valioso: tu amistad. Te quiero amiga, mucho.

  2. Muy interesante y que bueno que contamos con investigadoras como tu para poder seguir evolucionando científicamente, felicidades y que bueno que disfrutas de lo que haces porque eso es lo más importante.

  3. Créame, la entiendo, es hermosa, increible y completísima, yo lo intenté pero solo veo con un ojo y me dio queratitis herpética, tuve que dejarlo, pero si mi cuerpo me diera los recursos, ahí estaría viendo mis laminillas, felicidades, como dijera José Emilio Pacheco, me leí en usted

  4. De lo más padre de la medicina sin duda alguna es la anatomía patológica, está súper que disfrutes tanto tu profesión !! Felicidades por eso !!

  5. Ixchel, cuando le conté a mi mamá de tú especialidad, me dijo, “ella si estudió” y comparto su opinión, porqué además se que sigues estudiando y eres una superwoman multitask.

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published.