El espejo equivocado

olsibuena2

Dicen que cuando las anoréxicas se ven al espejo se ven gordas aunque estén en los huesos. ¿Qué mecanismo se disparará en la cabeza para que suceda esto?

Cuando veo las modelos que salen en los anuncios, los desfiles de moda, las actrices de televisión –que aunque digan que engorda ocho kilos– se siguen viendo cadavéricas y en general a muchas mujeres comunes y corrientes que caminan por la calle, pienso que ese es el espejo en que se ven muchas mujeres que a lo mejor están un poco pasaditas de peso, un mucho, nada o de plano bajas de peso pero lo toman como modelo a seguir.

No entiendo cómo no está penado por la ley exhibir a esas mujeres, es por eso que ahora las niñas, desde los 10 años o antes #dicen, están muy preocupadas por su peso, se sienten gordas, no comen nada que no sea “sano” y, sí, a su corta edad se ponen a dieta #quealguienmeexplique #noesdedios.

Pero claro, cuando ven a sus mamás que dicen las mismas cosas, es obvio que las copian y, otra vez, son su espejo vivo 24 horas al día – o como dicen ahora: 24/7– y lo reproducen tal cual.

Lo peor es cuando estas señoras madres adoctrinan, y lo digo así porque lo toman casi como religión, a sus hijos con esas ideas de moda que predican personas que se hacen llamar “especialistas” en el tema pero que en realidad estudiaron en clínicas y escuelas de dudosa reputación, y son quienes diseminan esta ideología y, claro, además, cobran bastante por “cambiarles la vida”. Cuando vi que una de estas personas se ponía “flaca forever” no podía creerlo, además de las fotos –suyas y de varias famosas (en los huesos)- que sube a su red, se envía el mensaje subliminal de la flacura como una de las cosas más importantes en la existencia, que debe ser un estilo de vida.

Hay espejos muy peligrosos, creo que tenemos que fijarnos bien en cuál nos vemos y, más importante, en cuál se ven los hijos. Les dejo un video donde se muestra claramente cómo convierten a las modelos en Barbies; por cierto, si esas muñecas fueran reales no podrían ni mantenerse en pie.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.