Mitos de la noche

La noche siempre ha sido muy enigmática, misteriosa y antojable, si, porque nos antoja a hacer o creer muchas cosas, pero la mayoría son mitos, como todo lo clandestino o no tan visible.

Los mitos más fantásticos son:

Que la luna, llena principalmente, te hace crecer el pelo más rápido. Falso de toda falsedad, el crecimiento del pelo solo depende de tu folículo piloso, que es donde crece cada uno de nuestros pelitos y hay fibras nerviosas sensoriales que envuelven cada bulbo. Así que si estás esperando la luna llena ni te emociones.

Cuando #EnSusMentes nuestros papás nos ponían hora de llegada o no nos dejaban salir en la noche porque seguramente íbamos a hacer el amor con el novio, o sea, que el sexo solo se tiene por las noches y en la cama. Ahora este mito ya está más que roto, pero fue muy socorrido en mi época… Uuuuuuuu.

Que la carroza (de la Cenicienta) o el coche se convierte en calabaza a las 12 de la noche porque el encanto se rompe. Qué bueno que ya existe Uber y que además llega en camionetotas y coches de lujo que semejan una súper calabaza.

Dejar cargando el celular toda la noche. Me acuerdo que el primer celular que tuve se me echó a perder porque lo cargaba diario aunque no necesitara, pero ahora es obsoleto, la tecnología avanza una barbaridad y no pasa nada si se carga toda la noche.

Que sale la llorona gritando: ¡Ay, mis hijos! La leyenda de una mujer vestida de blanco, un alma en pena que vaga por las calles buscando a sus hijos y sus gemidos y lamentos aterrorizan a todo el que la escucha es el mito mexicano por excelencia.

Que todos tenemos que dormir 8 horas también es un mito muy común. Ahí estamos torturándonos para tratar de dormir las horas que “necesitamos”, y si no, nos angustiamos y tratamos de recuperarlas de una forma obsesiva. No te angusties, cada cuerpo es diferente y necesita distintas cosas, si no duermes las 8 horas y estás bien, con eso tienes.

Que cuando tienes insomnio y no puedes dormir tienes que ver #PareDeSufrir. Acepto que cuando llegaron estos obispos brasileños a México sí los vi bastante en mis insomnios, principalmente para saber de qué se trataba, pero ahora ya no tienes que verlos, con Netflix, Facebook, Twitter y hasta el Canal del Congreso tienes #ÉchaleGanitas.

Y para terminar, también hay muchos mitos de año nuevo con los que esperamos que cada año nos vaya mejor aunque no vemos nada claro: barrer la casa de adentro hacia afuera antes de la media noche para echar a la calle todo lo malo, comer las 12 uvas y pedir un deseo por cada mes del año, ponerse calzones rojos para atraer la pasión, vestirse de blanco para recibir el año de manera mas pura, salir a dar la vuelta con maletas para viajar mucho, poner dinero en los zapatos para atraerlo y, abrazar primero a una persona del sexo opuesto para que llegue un nuevo amor, algo que siempre estamos esperando.

No Comments Yet
  1. Como siempre, excelente! Si hay mil ocho mil mitos, unos mas divertidos que otros pero de verdad que son una manipulación a las mentes que #NoLeEchanGanitas. Adoro que nunca pierdes tu centro. Te mando un abrazote!! MissU.

Leave a Reply

Your email address will not be published.