En Familia

El sábado pasado fue el cumple de mi hermano, las fiestas hasta morir han ido cambiando a fiestas hasta morir pero sin que yo vaya.
La verdad es que tener niños pequeños y despertar al día siguiente a las 7 de la mañana empiecen con el “Mami, mami, mami… Tengo hambre, tengo sed, quiero jugar” es una tortura cuando uno se encuentra desvelado y peor aún crudo, así que desde el año pasado vamos a comer con mi hermano.
Este año lo acompañamos a uno de sus restaurantes favoritos; en la mesa nos sentamos su novia, mi mamá y mis dos hijos.
Mi hermano está soltero así que mis hijos pues generalmente hablan de sus aventuras en la escuela, la clase de basket y la chiquita de la danza aérea. Mi mamá nos contaba de su trabajo al igual que la novia de mi hermano y mi hermano y yo pues de la vida pero de repente mi mamá mencionó que en su iPad mi hermano le había bajado unos libros para leer e instalado Netflix.
De inmediato todos comenzamos a hablar de nuestras series favoritas.
Mi hijo de una película de adolescentes que se llama “Expelled” sobre un chavo que no quiere estudiar y hace todo para que lo corran del colegio.
Mi hija les platicó que como quiere ser veterinaria su serie favorita es “Littlest Pet Shop” y los documentales sobre la naturaleza como “La Voz Animal”.
Mi hermano me ganó la palabra y dijo que estaba enganchadísimo con “Suits” (chicas de verdad si quieren taco de ojo #garantizado vale la pena que se echen un clavado en esta serie) y de un grito le dije que yo también. A él le gusta la ropa y la actitud del soberbio abogado Harvey Specter y a mi me encanta la inocencia del novato Mike Ross.
Mi mamá tampoco se quedó atrás nos contó que después de terminar “Tiempo entre costuras” siguió con “The Good Wife” le pregunté que en qué capítulo iba y antes de contestar me preguntó: “¿Y se queda con Will?” Así que supe que le faltaba ver otras dos temporadas.
Mi mamá, la novia, mi hermano y yo también estamos enganchados con “Club de Cuervos”, mi mamá y mi hermano alucinan al Junior; la novia y yo lo amamos.

Comentamos lo divertido de la serie mexicana y reímos al ver que todos coincidíamos en una cosa somos una familia 100% Netflix.
A los mayores les recomendé Gran Hotel, la Downtown Abbey española y a los chiquitos les recordé que voy a estar enseñándoles clásicos que me tocó ver de chiquita como los “Aristogatos”.

Me encanta que Netflix sea parte de nuestra dinámica familiar, nos une este amor por las series y compartir un día lluvioso juntos viendo una película.

Les recomiendo una receta deliciosa para botanear:
Taquitos de tamarindo
Ingredientes:
Pepino en rebanadas delgadas
Zanahoria rayada
Jícama rayada
Morelianas de tamarindo
Chamoy

Cómo hacerlos:
Es tan sencillo que hasta los niños pueden hacerlo solos.
Rellenar las Morelianas de tamarindo con una o varias verduras echarle chamoy y formar los taquitos.
¡Listo! Una botana sencilla y deliciosa para compartir en familia.

No Comments Yet
  1. YYYY Que le estamos dejando a nuestros hijos?

    Perdonen que meta mi cuchara de semejante manera, pero me parece una reflexión muy importante como madres que somos.

    Hace más de un año mi hija mayor se volvió vegetariana y tiene el propósito de ahora ser vegana. Cuando me dijo vegetariana la mire cómo, ¿que perdón?, de que esta ablando, de que se trata. Y creo que todo comenzó con un viaje que hizo a Gahana, pues quedo impresionada de la belleza de los animales, del paisaje y de la vida en general; al regresar a casa y ver que su comida consistía en vacas, puercos, gallinas y peces muertos, se preocupó bastante y se puso a investigar cómo es que cultivan, maduran y matan a tantos animales para poder satisfacer a tantas personas que comen carne, pollo o pescado a diario. De ahí, renuncio por completo a cualquier cosa que pudiera tener animal muerto.

    Pasaron 4 meses y la pequeña tres años menor le siguió la corriente. Total que hace poco más de un año en casa se tenía que comprar comida para los papas y para las hijas por separado, pues como buenos papas educados bajo las viejas tradiciones, a nosotros que más nos da el ir al mercado y ver como la pollera le quita la cabeza, las patas y alitas a los pollos. Eso a nosotros ni nos da asco ni nos hace sentir mal.

    Sin embargo hace más de dos meses, la menor nos invitó a ver un documental en Netflix llamado cowspiracy, creo que el mismo documental se puede ver por internet en: http://www.cowspiracy.com resulta que es la investigación de un estudiante del medio ambiente y como es que la ganadería, pesca y agricultura enfocada a la cría de ganado afecta al medio ambiente y a las condiciones ambientales de nuestro planeta.

    En fin es una investigación de fondo que, a lo mejor es un poco alarmista y a lo mejor está hecha con propósitos ajenos a nuestras costumbres, pero que por lo menos valió la pena el verla en familia. Lo único malo es que al final del documental mi hija nos preguntó: ¿ Y ustedes que futuro nos van a dejar a mi hermana y a mi ?

    Desde Junio o Julio de este año ya somos vegetarianos en casa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.