Todo es opcional

Este año ha sido particularmente retador en el aspecto de aprender a soltar. Solté mi casa, mi coche, mi matrimonio, mi estabilidad y a mis hijos cada quince días los suelto también.
Si me conocen saben que yo soy como del grupo de los optimistas, siempre con una sonrisa y con la firme certeza de que todo va a salir bien; lo cual no crean es un trabajo arduo y extenuante pues poner buena cara cuando te está llevando la fregada no es nada fácil; sólo me desahogo al 100% con algunas personas que me escuchan sin juzgar, me apoyan de forma incondicional y me quieren no matter what.
Este año he soltado, muy a mi pesar, el controlar y he optado por cómo dice mi mejor amiga: “Abandonarme en el Señor” y dejarle a Dios todo aquello que no está en mis manos solucionar pues depende de otras personas.
El reto es saber cuáles cosas si dependen de mí y cuales no. He soltado el querer hacer mi voluntad y como dice una gran amiga dejarles claro a los demás que es opcional; se vale decir que no, se vale no querer ir a algún lugar y esta condición también aplica para mi. Porque yo buscaba quedar bien con otros y terminaba cediendo, haciendo cosas que no quería hacer en realidad.
Este año quien quiera estar conmigo va a estar y los demás no hay problema, no me siento mal, ya no lo tomo personal. Las personas son independiente,s no las puedo controlar ni ellas a mí. Es de ida y vuelta repito, todo es opcional.
¿Me cuesta trabajo vivir así? Claro, fueron años de presionar y corretear a otros para que hagan lo que debían hacer. Pero hoy reconozco que es su problema. Si no hacen lo que les corresponde hay consecuencias y aplica para grandes y chicos.
Los invito a soltar, a no sentirse culpables por los actos y decisiones de otros, a no pelearse con los demás, a no hacerse pesado el día pensando por qué alguien no llamó o no contestó (generalmente imaginamos que la razón de su silencio es la opción más negativa), a dejar de intentar cambiar a otros (misión imposible) y cuidarnos a nosotros, trabajar en buscar dentro de cada uno la felicidad sin colgársela a otro ser humano o alguna cosa material, porque tanto uno como el otro puede desaparecer o decidir que ya no quiere estar junto a nosotros.
Es por eso que ahora es muy probable que me escuchen decir: “Esto es opcional”

No Comments Yet
  1. gracias por compartir esta reflexión, es cierto que en esta vida todo es opcional y que a fuerza ni los zapatos entran #dicen
    La verdad es que es muy difícil, muy duro soltar, pero aunque duela siempre es mejor que amarrase la vida a cosas o personas que no dan para más.
    Un abrazo

  2. Me encanta ! Jajaja “únete a los optimistas ” porque en realidad (en mi experiencia) es mejor vivir en resiliencia que amargarte la vida con las quejas …. Soltar, te permite fluir más y mejor. Felicidades Irene! Siempre que soltamos nos vemos recompensados tarde o temprano …. Que venga todo lo mejor para ti Así la vida, siempre tenemos la opción ….

  3. Me llenas los ojos de lágrimas. Me mueves todita. Sabes que ando en el mismo proceso y para mí, tus palabras solo refrendan que estoy en el camino correcto. Somos súper poderosas. “Hágase tu voluntad y no la mía”… Lobllu.

Leave a Reply

Your email address will not be published.